Close
¡Bienvenid@! ( o ) English
Pinit fg en rect gray 20

¿Deberías quitarte tu propio DIU?

A menos que necesites sácartelo mientras estás desamparada en un apocalipsis de zombis, es más seguro que un profesional lo haga.

El DIU puede durar años, pero no necesariamente. Te puedes quitar el DIU en cualquier momento con una visita a tu proveedor de cuidado de salud. ¿Y si quieres probar a quitarte esa pequeña T tú misma? Seguramente puedes encontrar a personas en los foros y en YouTube que sugieren estrategias quitarte tú misma DIU, pero el modo más seguro de quitarte tu DIU es que un proveedor lo haga por ti.

¿Por qué molestarse en ir a un proveedor de cuidado de salud?

Hay (por lo menos) tres muy buenas razones por las cuales se recomienda ir a un proveedor de cuidado de salud si decides dejar de usar el DIU.

1. Es más seguro. “El dispositivo fue pensado para que te lo quitara una persona capacitada en entender la manera específica en la que el DIU se ubica en tu cuerpo y cómo sacarlo”, dice Hannah Lakehomer, enfermera obstetra certificada (CNM por sus siglas en inglés) del Lifecycle WomanCare. Tu proveedor está capacitado para entender las posibles complicaciones y para tratarlas adecuadamente si se llegan a presentar.” Si bien las complicaciones son muy poco frecuentes cuando se quita un DIU, pueden darse. Puede haber dolor excesivo o sangrado, o el dispositivo puede volverse parte integrante del revestimiento del útero o vagina. La manipulación del cuello uterino también puede causar desmayo en algunas personas.

2. Es más fácil y rápido. “El proceso para quitarte el DIU es muy simple. En general, si tu proveedor lo hace, es un procedimiento que dura solo un momento” asegura Linda Dominguez, CNP, del Southwest Women’s Health. No solamente los proveedores están especialmente capacitados para quitar un DIU, sino que también pueden usar ambas manos y tienen una mayor destreza. Si decides optar por quitártelo tú misma, puede llevar más tiempo. Además, si hay complicaciones, intentar hacerlo tú misma puede causar que para un proveedor resulte más difícil quitarte el DIU luego.

3. ¡Son dos en uno! Si te quieres quitar el DIU, pero aún no quieres quedar embarazada, un proveedor te puede ayudar a elegir otro método anticonceptivo y asegurarse que no estés en riesgo de embarazo. Si sí quieres quedar embarazada, un proveedor puede asesorarte sobre los próximos pasos a seguir para empezar a prepararte para tener un embarazo sano. Si el DIU te está causando dolor, tal vez tengas una complicación u otra cuestión de salud, como un embarazo o una infección transmitida sexualmente (ITS), que tu proveedor te puede ayudar a diagnosticar.

Para más información sobre por qué no quitarte el DIU tú misma, consulta el blog post de Dr. Jen Gunter sobre el tema.

¿Y si me quiero quitar el DIU lo antes posible y mi proveedor no puede verme?

“Si tu proveedor no te puede ver enseguida, aún quedan opciones,” asegura Domínguez. Si no tienes complicaciones, pero simplemente no estás contenta con el DIU y quieres que te lo quiten lo antes posible, puedes tratar de ponerte en contacto con las clínicas locales o con centros de urgencia para ver si hay proveedores disponibles que te puedan ver y quitar el DIU con poco preaviso.

Si tienes dolores o sangrado, asegúrate de mencionarlo cuando llames para una cita. Según Domínguez, “si estás teniendo complicaciones con el DIU y quieres que te lo quiten enseguida, un proveedor de una clínica local muy probablemente tratará de verte inmediatamente, aunque no seas su paciente.”

¿Y si es una emergencia?

Es indudablemente más seguro que un proveedor te quite el DIU, pero hay una excepción en la cual podría estar bien que lo hagas tú misma. “Si sientes todo el dispositivo en la vagina, es decir si el DIU ha sido expulsado completamente, te lo puedes quitar,” dice Domínguez. “Pero si es expulsado parcialmente, es decir mitad dentro y mitad fuera, y no puedes sentir todo el dispositivo en la vagina, el DIU puede estar integrado en el canal cervical. En este caso, acude a un proveedor de inmediato. Si estás sintiendo dolores intensos, cólicos, o tu flujo vaginal es raro y desagradable, no intentes quitarte el DIU. Puede haber cuestiones de salud, como un embarazo o una ITS, que solamente un proveedor puede diagnosticar, así que pide una cita para que te haga un control y posiblemente una prueba lo antes posible.”

¿Cuál es la mejor manera de quitarme el DIU si realmente tengo que hacerlo?

Empieza por acostarte o sentarte, dice Dr. Eve Espey, Decana Asociada en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nuevo México. “Con un pie alzado, haz fuerza, lo que hará que tu cuello uterino se acerque un poco más a tu mano. Usa tu dedo índice y medio para sujetar los cordones. Envuélvelos alrededor de tus dedos y tira. Será más fácil llegar a agarrar el dispositivo si los cordones son más largos.” Una vez que el DIU haya salido, míralo para asegurarte de que la T esté intacta. Algunos leves sangrados y/o cólicos son normales, pero si estás sintiendo dolores, cólicos, o sangrados intensos, dirígete a un proveedor lo antes posible.

“Si necesitas quitarte el DIU en una situación de emergencia, lo mejor sería que un proveedor te vea antes y después de que te lo hayas quitado,” recomienda Lakehomer.

“Si decides quitarte el DIU, asegúrate de tener otro tipo de anticonceptivo listo si no quieres quedar embarazada,” dice Espey. Es posible quedar embarazada tan pronto como te quiten el DIU.

Si estás tomando en consideración el DIU…

Si no tienes un DIU, pero estás interesada en tener uno, piensa en si te sientes cómoda visitando a un proveedor de servicios de salud al menos un par de veces. Puede que necesites una visita antes de la inserción, aunque a menudo es posible encontrar proveedores que te colocan el DIU en el mismo día. Una vez que te haya colocado el DIU, tu proveedor puede que recomiende una visita de seguimiento uno o dos meses después de la inserción para asegurarse de que todo esté bien.

“Si te pone nerviosa el hecho de que tal vez no te guste el DIU y te lo quieras quitar con poco preaviso,” dice Domínguez, “siempre hay maneras de ser proactivas antes de que te coloquen el DIU. Pregúntale a tu proveedor si te podrá ver enseguida si quieres que te lo quite. El proveedor puede agregar esta información en tu registro, que el personal administrativo verá cuando llames. Si tu proveedor está de acuerdo en verte inmediatamente, puedes decirle al personal de tu proveedor que esta información está en tu registro y ellos te pueden ayudar a pedir una cita con poco preaviso.”

Si estás considerando cambiar de anticonceptivos…

Si tienes un DIU, pero no estás segura si funciona bien para ti, estas son algunas preguntas que puedes tener en cuenta antes de abandonar tu método. Si sabes que es el momento para cambiar de anticonceptivos, el explorador de métodos de Bedsider puede ayudarte a explorar tus opciones. Dependiendo del nuevo método que elijas y de en qué momento de tu ciclo te encuentres, puede que hasta quieras empezar a usar tu nuevo método antes de que te quiten el DIU.

add new comment