El aborto

El procedimiento de aborto:
Lo que puedes esperar

Existen dos tipos principales de abortos: un procedimiento de aborto (también conocido como un aborto en la clínica) y la píldora abortiva (también conocida como un aborto con medicamentos). Elegir cuál es el tipo de aborto adecuado para ti dependerá de cuán avanzado esté tu embarazo, lo que haya disponible en el centro de salud donde se llevará a cabo el aborto y lo que te resulte más cómodo. Te ofrecemos más información para ayudarte a decidir entre estos dos tipos de aborto.

También hay algunos tipos distintos de procedimientos de abortos y el tipo de aborto dependerá de cuán avanzado esté tu embarazo (el cual te podemos ayudar a calcular cuando nos dejes saber la fecha del primer día de tu último período). Mientras más avanzado esté el embarazo en el momento del aborto, más complicado será el procedimiento.

Los procedimientos de abortos se llevan a cabo de una forma segura tanto en los hospitales, como en las oficinas de médicos o en centros de salud. Aunque algunas veces se le conoce como un “aborto quirúrgico”, el procedimiento de aborto no suele llevarse a cabo en una sala de operaciones.

¿Cuán adelantada en el embarazo puedes obtener un procedimiento de aborto?

Un embarazo se puede terminar de manera segura en cualquier punto del embarazo. Sin embargo, un procedimiento de aborto es más complicado, toma más tiempo y es más difícil de obtener mientras más avanzado esté el embarazo. Los distintos estados tienen leyes diferentes en cuanto hasta en qué punto del embarazo se puede abortar. Si compartes la información de tu ubicación, te podremos ofrecer información relevante en cuanto a las leyes estatales. Sin embargo, en general, los procedimientos de aborto están disponibles durante más tiempo del embarazo que la píldora abortiva. La píldora abortiva es efectiva solamente hasta la semana número 11 del embarazo (hasta los 77 días de embarazo), pero muchos proveedores de servicios de aborto la dejan de ofrecer antes de las 11 semanas.

¿Qué sucede antes del procedimiento de aborto?

Primero, llenas los formularios. Luego, tienes una cita de asesoramiento con un proveedor de servicios médicos quien te explicará cuales son las opciones disponibles, y los próximos pasos a seguir, incluyendo tu elección en cuanto al manejo de dolor. También es posible que se lleve a cabo una ecografía para determinar o confirmar cuán avanzado está el embarazo.

Dependiendo de las leyes del estado donde vives, podrás o no hacerte un aborto el mismo día de tu cita de consejería. En los estados que tienen un “período de espera” tendrás que regresar otro día para el procedimiento. Por ejemplo, algunos estados tienen un período de espera de 24 horas. Esto significa que una vez se lleve a cabo la cita de consejería, tienes que esperar 24 horas para hacerte el procedimiento del aborto.

Ten en cuenta que algunos estados tienen leyes que permiten que hagas la cita de consejería de manera virtual, y luego llevar a cabo la ecografía (si se requiere) y el procedimiento del aborto como tal el mismo día, en el caso de que tengas que viajar una larga distancia para este procedimiento. Estas leyes ayudan a evitar que tengas que viajar una larga distancia dos veces o que tengas que hospedarte lejos de casa durante el período de espera. Si vas a tener que viajar una larga distancia para el aborto, puedes preguntar si existe la opción de llevar a cabo la cita de consejería de manera virtual cuando llames para hacer la cita.

¿Qué sucede durante el procedimiento de aborto?

Durante el aborto, te desnudarán de la cintura para abajo y colocarán una sábana para cubrirte.

Si lo prefieres puedes ponerte un vestido o una falda, largos y sueltos, quitarte tu ropa interior y subirte la falda. (Solamente tienes que tener en cuenta, que si te pones un mono o mameluco tendrás que quitártelo todo).

Te acostarás sobre la mesa con los pies en los estribos, como cuando visitas la oficina del ginecólogo o algún otro médico para hacerte una prueba de Papanicolau o durante la prueba para determinar si tienes hongo vaginal. El proveedor de servicios médicos utilizará un espéculo para separar las paredes de tu vagina y poder ver bien tu cuello uterino e inyectarte un medicamento anestésico.

Para los abortos que se lleven a cabo a principios del embarazo, el proveedor de servicios médicos dilatará el cuello uterino. Justo después, el proveedor succionará suavemente para vaciar el útero. El procedimiento como tal tarda, por lo general, solamente unos pocos minutos.

Si el tiempo del embarazo es de más de 16 semanas, es posible que necesites un paso adicional para dilatar el cuello uterino antes del procedimiento para que sea más fácil completar el aborto. Te darán un medicamento para dilatar el cuello uterino o el proveedor de servicios médicos te insertará un dilatador especial llamado laminaria en el cuello uterino, el cual abrirá y expandirá gradualmente el cuello uterino.

Este tipo de aborto se conoce como D&E, dilatación y evacuación.

Los dilatadores, sean medicamento o laminaria, pueden tardar algunas horas o toda la noche en funcionar. En cuanto el cuello uterino esté dilatado, el proveedor médico utilizará succión y algunas herramientas para vaciar el útero.

¿Qué sucede después del procedimiento de aborto?

Después del proceso, pasarás un tiempo en una sala de recuperación antes de regresar a casa. Si te han administrado sedantes, vas a necesitar que alguien te ayude a llegar a tu casa. Es mejor que te acompañe un compañero, amigo o familiar, aún si vas a tomar un transporte público o un taxi u otro servicio de transportación.

Es posible que tengas algunos dolores y sangrado durante los días después del aborto, pero estos disminuirán en una semana más o menos. Algunas personas no tienen casi nada de sangrado y otras tienen manchas que duran algunas semanas. Esto varía de persona a persona, pero por lo general cuanto más temprano en el embarazo tengas el aborto, menos calambres y sangrado podrás esperar después del proceso. Puedes volver a tus actividades normales al día siguiente y tener relaciones sexuales tan pronto como te sientas lista.

Algunos proveedores de atención médica recetan antibióticos preventivos a todas las personas que se someten a un aborto.

El período menstrual debe volver de 4 a 6 semanas después del aborto. Pero puedes volver a quedar embarazada otra vez antes si no estás utilizando métodos anticonceptivos y tienes sexo vaginal. Si quieres comenzar un método anticonceptivo después del aborto,

puedes conseguir información aquí. Si han pasado 8 semanas, o más, después del aborto y no has tenido un período, comunícate con un proveedor de servicios médicos.

¿Cuánto duele el procedimiento de aborto?

Cuánto duele un procedimiento de aborto varía según la persona. Algunas personas no siente casi ningún dolor, similar al dolor leve que se siente durante el período menstrual y otras padecen un dolor muy intenso, que se parece más al dolor que causan las contracciones al dar a luz.

Se te pueden ofrecer analgésicos y medicamentos para la ansiedad, ambos se toman por la vía oral. También se inyecta un analgésico en el cuello uterino.

También es posible que te administren un sedante intravenoso. Si te administran este tipo de sedación donde permaneces consciente, estarás despierta pero muy relajada, y el procedimiento será prácticamente libre de dolor.

Si recibes anestesia general, lo que significa un sedante donde estás completamente dormida, no sentirás nada durante el procedimiento y cuando te despiertes todo habrá terminado. La sedación generalmente tiene un costo adicional. Si no estás sedada, la parte dolorosa del aborto durará de cinco a diez minutos.

Muchas veces el dolor desaparece en el momento en que se sale de la clínica, pero también puedes tener algunos dolores o calambres después del procedimiento. El dolor se pude disminuir utilizando una almohadilla térmica y medicamentos sin receta para el dolor.

¿Cuánto debes comunicarte con un proveedor de servicios de salud después del procedimiento de aborto?

El proveedor de servicios de aborto debe ofrecerte información de cuándo y cómo comunicarte con él después de un aborto, pero si no lo hace, pídele información de contacto en caso de una emergencia y pregúntale qué es lo que debes tener en cuenta.

Si tienes preguntas o alguna preocupación, o si te parece que algo no anda bien después de un aborto, siempre debes comunicarte con tu proveedor de servicios de aborto.

Si experimentas cualquiera de las siguientes circunstancias tienes que comunicarte lo más pronto posible con el proveedor de servicios de aborto o con cualquiera de tus proveedores de servicios de salud:

  1. Sangrado excesivo (lo que se define como empapar dos toallas higiénicas por hora durante un período de dos horas)

  2. Una fiebre más alta de 100.4 F

  3. Un dolor que empeora o que no desaparece con analgésicos