El aborto

Todo sobre el aborto

El aborto significa la terminación de un embarazo. Existen dos tipos principales de abortos: un procedimiento de aborto (también conocido como un aborto en la clínica) y la píldora abortiva (también conocida como un aborto con medicamentos). Ambos métodos son seguros, efectivos y legales en los 50 estados de los Estados Unidos y en Washington DC. Elegir cuál es el tipo de aborto adecuado para ti dependerá de cuán avanzado esté tu embarazo, lo que haya disponible en el centro de salud donde se llevará a cabo el aborto y lo que te resulte más cómodo. Te ofrecemos más información para ayudarte a decidir entre los dos tipos de aborto.

Cómo te pueden afectar las leyes estatales sobre el aborto

Los períodos de espera

Los pasos que se llevan a cabo para un aborto pueden ser distintos según el estado en que se realice el aborto. Esto se debe a que los estados tienen distintas leyes en cuanto al aborto (aunque sea legal en los 50 estados). Los estados tienen distintas leyes por razones políticas, no porque el aborto sea más o menos seguro en los diferentes estados. Estas leyes pueden dificultar el hacerse un aborto, pero no hacen que el aborto como tal sea menos seguro.

Por ejemplo, en algunos estados puedes hacer una consulta, una ecografía y un aborto en un solo día. En otros estados, es posible que tengas la consulta y la ecografía uno o dos días antes del aborto.

Esto se debe a que estos últimos estados tienen lo que se conoce como un “período de espera”. Algunos estados tienen un período de espera de 24 horas, lo que requiere que esperes 24 horas entre la consulta y el aborto. Algunos estados tienen períodos de espera de 48 y hasta 72 horas. Y algunos estados no tienen ningún período de espera. Al informarnos tu ubicación,

te podemos dejar saber si hay un período de espera en el estado dónde vives.

Los límites en cuanto a las etapas del embarazo

Otras leyes estatales que podrían afectarte en cuanto a un aborto tienen que ver con qué tan avanzado en el embarazo se permite llevar a cabo un aborto. (El tiempo de embarazo se calcula a partir del último día de tu período. Podemos ayudarte a descifrarlo, con solo saber la fecha del primer día de tu último período.

El tiempo de embarazo que tengas también se puede calcular o confirmar al hacerte una ecografía antes de que te hagas un aborto).

Por ejemplo, algunos estados pueden prohibir hacer un aborto a partir de las 22 semanas de embarazo, lo que significa que puedes abortar hasta las 21 semanas y 6 días de embarazo. Otros estados prohíben el aborto después de las 20 o 24 semanas, y otros no tienen límites específicos en cuanto al tiempo de embarazo en que se puede llevar a cabo un aborto.

Además de estos límites a nivel estatal, los proveedores de servicios de aborto individuales deciden hasta qué punto del embarazo quieren ofrecer los servicios de aborto. Por lo cual, aunque tu estado permita el aborto hasta las 22 semanas de embarazo, esto no significa que todos los proveedores de servicios ofrecerán abortos hasta las 21 semanas.

Es legal viajar a otro estado para hacerse un aborto, y si ya se ha cumplido el límite para hacerte un aborto en tu estado, te ayudaremos a determinar dónde es todavía posible hacerte un aborto.

El proceso del aborto

El aborto como tal, ya que sea que optas por la píldora abortiva o por un procedimiento de aborto, no variará mucho de un lugar a otro.

Antes del aborto, recibirás toda la información que necesitas para tomar una decisión informada. Después del aborto, tu proveedor de servicios médicos te dará instrucciones de cómo cuidarte y estar pendiente a detalles como sangrado excesivo o señales de que pueda haber alguna infección. En general, los abortos son de los procedimientos médicos más seguros y pocas personas enfrentan complicaciones graves. La tasa de complicaciones serias es baja, de un .23%, similar a la tasa de complicaciones que se pueden presentar en una colonoscopía. En realidad, tiene una tasa de riesgo de complicaciones menor que la de la extracción de las muelas de juicio (cordales).