Close
¡[email protected]! ( o ) English

Cómo hacerte la prueba (y recibir el tratamiento) para las ITS sin tener que salir de tu casa

Las opciones de telesalud para las pruebas de ITS pueden hacerte la vida más fácil

A nadie le gusta tener que hacerse la prueba para saber si tienes una infección de transmisión sexual (ITS). Tienes que hablar con un extraño sobre tu vida sexual. (o peor todavía con el mismo proveedor de servicios de salud de tu mamá). Tienes que sacar el tiempo para hacer la cita y para ir a la cita. Después tienes que hacerte una prueba con isipós y/o sacarte la sangre, y ninguna de estas dos cosas están en la lista de las cosas que más te divierten en la vida. Sin embargo, en la era de la telemedicina, algunas compañías han logrado que sea más fácil que nunca hacerse este tipo de pruebas.

Una de estas compañías es Nurx.

Han podido eliminar la primera parte de la prueba de ITS en que te tenías que enfrentar a una persona para contarle en persona los detalles de tu vida sexual. En lugar de este paso, Nurx te ofrece que se haga el primer contacto mediante un texto.

“No somos como otras compañías que te piden hacer una llamada a través de video”, dijo la doctora Julie Graves, MD, MPH, PhD, y Directora Asociada de Servicios Clínicos de Nurx. “Esas llamadas requieren programación. Con las ITS esto quiere decir que tienes que hablarle a una persona a través de un video y mirarla a los ojos. En su lugar, hacemos posible que los pacientes se comuniquen a través de una aplicación en sus teléfonos, al ritmo que estos deseen.”

Una de las ventajas de este tipo de comunicación, dice la doctora Graves, es que las personas se sienten más cómodas hablando sobre su historial sexual a través de un texto y no en persona. Ella también señala que la mayoría de las visitas médicas en persona duran un promedio de 10 minutos, lo que no es suficiente tiempo para obtener toda la información necesaria. Sin embargo, el poder enviar un texto provee al paciente con todo el tiempo que necesite hasta por un año a partir de la primera consulta.

Si no estás segura de qué tipo de pruebas necesitas (Nurx te ofrece una variedad de pruebas que van desde las tres pruebas de ITS más comunes, más la del VIH, hasta un examen más completo.) El proveedor de servicios médicos puede hacer preguntas para saber qué ha sucedido o a qué has estado expuesta. Pero si lo que dices en tu texto es “quisiera la prueba de clamidia”, la puedes obtener sin tener que dar explicaciones de por qué te quieres hacer esa prueba. Por lo tanto, aunque tienes que hacer este tipo de “consulta”, esta puede ser tan breve como solamente pedir el tipo de prueba que deseas.

“Lo que queremos lograr es derribar las barreras”, dice la doctora Graves. “Queremos que esto sea accesible a las personas, no importa cuán difícil es comunicarse sobre el tema de las ITS.”

Hablando de accesibilidad, Nurx acepta la mayoría de los seguros médicos. Con seguro médico, cada kit cuesta $75, además de un cargo de $15 por la consulta médica que incluye textos de seguimiento ilimitados. Sin seguro médico, el costo va desde $150 hasta $220. Aunque estos precios no son baratos, la doctora Graves señala que una prueba ITS en persona, por lo general termina costando alrededor de $400.

Las pruebas se envían inmediatamente después de la consulta médica y se utiliza un método de envío que toma dos días. Cada prueba contiene instrucciones de cómo hacerse una prueba de sangre haciéndose un pinchazo en el dedo, una muestra de orina y/o utilizando un hisopo de garganta y vaginal, dependiendo de la prueba que se haga. Se debe sellar, enviarlo a vuelta de correo y esperar a los resultados que se envían a través de la aplicación. Si el resultado de la prueba es positivo, su proveedor de servicios médicos llevará a cabo distintos pasos según su diagnóstico.

Para la clamidia y la tricomoniasis, Nurx le enviará una receta (y una para su pareja) directamente a su farmacia local. Para la gonorrea, te dirigirán a un proveedor en tu área para que te pongan una inyección. Y para la hepatitis B y C, así como para el VIH, Nurx te ayudará a conectar con un proveedor cercano para los próximos pasos a seguir.

Claro que Nurx no es la única que provee pruebas de ITS en línea. Hay dos otras compañías que ofrecen pruebas de ITS que puedes llevar a cabo totalmente desde tu hogar, Everlywell y LetsGetChecked. Estas pruebas conllevan hacerse una prueba de orina o un pinchazo en el dedo en la casa, dependiendo del tipo de ITS para la cual sea la prueba.

También hay algunas compañías de telesalud que le pueden coordinar una visita en persona a un laboratorio si no te atrae la idea de tomarte tu propia muestra. Algunas de estas son Lemonaid Health y STDCheck.

Los proveedores de servicios de telemedicina de Lemonaid hacen una orden para que te hagas la prueba en un laboratorio local, tú haces la cita y después puedes ir a hacerte la muestra de orina para las pruebas de gonorrea o clamidia. Obtendrás los resultados después de tres a cinco días y si la prueba sale positiva, se te recetará la medicina adecuada. La prueba y la consulta cuestan $55 además del costo adicional por el tratamiento si este resulta ser necesario.

STDCheck también requiere una visita al laboratorio en persona, pero ofrece la más amplia cantidad de opciones, desde una prueba de Hepatitis A por $24 hasta una oferta de 10 pruebas por $198. También ofrecen una versión más completa por $329 la cual incluye la detección temprana del ARN del VIH, para aquellas personas a quienes les preocupe este tipo de infección en particular. Además, prometen tener los resultados de las pruebas súper rápido, a los dos días de la visita al laboratorio.

Emma McGowan es una bloguera veterana que escribe sobre startups y sobre el sexo. Es columnista sobre temas de educación sexual de Bustle en Sex IDK y contribuye regularmente a Bustle y Startups.co. Su trabajo ha sido publicado en Mashable, The Daily Dot’s The Kernel, Mic y en The Bold Italic. Emma es una feminista muy positiva en cuanto al sexo y cuyos hobbies incluyen hacer patrones y cocer, conectarse con otras mujeres y leer por lo menos tres libros a la semana.

add new comment