Close
¡Bienvenid@! ( o ) English
Pinit fg en rect gray 20

¿Tienes seguro médico? ¡Tienes anticonceptivos!

La cobertura total para anticonceptivos según la Ley de Cuidado de Salud debería activarse… ahora.

ACTUALIZACIÓN: El periodo de inscripción para el 2019 de la Ley de Cuidado de Salud (ACA) se extiende desde de 1 de noviembre 2018 hasta el 15 de diciembre 2018. Para más información.

Por Gretchen Borchelt del National Women’s Law Center (Centro Nacional de Leyes para la Mujer).

¿Alguna vez te dio un ataque por los precios de los anticonceptivos? Gracias a la nueva Ley de Cuidado de Salud (ACA, por sus siglas en inglés), si tienes seguro médico, tu método anticonceptivo favorito ahora debería ser un beneficio cubierto sin gastos directos de tu bolsillo. Sí, leíste bien: cuando vayas a la farmacia a buscar una caja de píldoras, tu ticket de compra debe decir $0. Lo mismo si vas a un proveedor de cuidado de salud para conseguir un DIU: $0.

Pero la clave está en los detalles. National Women’s Law Center te ayudará a determinar si tu plan debe ofrecer este beneficio, a qué tipos de anticonceptivos tienes que tener acceso y qué puedes hacer si tienes cobertura pero aún así te cobran copagos o deducibles por los anticonceptivos.

Ya deberías estar cubierta

El beneficio para anticonceptivos aplica a todos los “planes nuevos”, pero esto no significa que tienes que cambiarte a otro plan médico para obtener este beneficio. “Plan nuevo” simplemente se refiere a un plan que ha implementado cambios desde la aprobación de la ley de cuidado de salud. La mayoría de los planes ya se consideran nuevos. En otras palabras:

  • Si tienes seguro médico a través de tu universidad o centro de estudios, tus anticonceptivos deben estar cubiertos sin copago.
  • Si tienes seguro médico a través de tu trabajo, tus padres o tu cónyuge, tus anticonceptivos deben estar cubiertos sin copago.

Si tu plan existía antes de la Ley de Cuidado de Salud (marzo de 2010) y no ha implementado ciertos cambios importantes desde entonces, podría considerarse “amparado por una ley anterior”. Los planes amparados por la ley anterior no tienen la obligación de ofrecerte este beneficio, por lo que podrías no contar con él hasta que tu plan implemente los cambios necesarios y deje de estar protegido por la ley anterior*. Si crees que tu plan está amparado por la ley anterior, deberías llamar a tu compañía de seguros para preguntarles.

Ten en cuenta: hay normas especiales para los empleadores o universidades con objeciones religiosas para ofrecer cobertura para los anticonceptivos. Encuentra más información sobre estas normas aquí. (Solo en inglés.)

Deberías poder obtener el anticonceptivo mejor para ti sin gastos directos de tu bolsillo

Los planes deben cubrir todos los métodos anticonceptivos aprobados por la FDA (Administración Nacional de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU) sin gastos directos de tu bolsillo. Esto incluye implantes, el DIU, la inyección, la píldora, el parche, el anillo, diafragmas, capuchones cervicales y procedimientos de esterilización. Además incluye a los anticonceptivos que son de venta libre como la esponja, el condón femenino y algunos anticonceptivos de emergencia. Sin embargo, para obtener la cobertura, es posible que tu plan te exija una receta de tu proveedor de cuidado de salud.

Para algunos tipos de anticonceptivo hay una única opción disponible en Estados Unidos, así que los planes deberían cubrirla, por ejemplo: NuvaRing es el único anillo, por lo tanto tiene que estar cubierto. Pero hay muchas clases de píldoras, y muchas compañías de seguro cubren solo algunas de ellas, por lo que según el plan algunas píldoras estarán cubiertas sin copagos y otras no.

Lamentablemente algunos planes de seguro no están todavía cumpliendo con la ley. En el National Women’s Law Center nos enteramos de mujeres con planes que solo les cubren la píldora, pero no el anillo ni tampoco el parche. A otras mujeres les dijeron que solo están cubiertas las marcas genéricas, inclusive cuando el medicamento de marca que necesitan no tiene una versión genérica. Se le ha dado libertad de acción a los planes de salud para determinar qué está cubierto, así y todo no deberían impedirte obtener el anticonceptivo adecuado para ti.

En definitiva debes llamar a tu plan de seguro para averiguar si tu anticonceptivo en particular está cubierto sin gastos directos de tu bolsillo. Aquí tienes una guía (solo disponible en inglés) sobre qué preguntarle a la persona que te atienda el teléfono y qué significan sus respuestas.

The National Women’s Law Center’s CoverHer campaign

¿Qué hago si mi plan dice que no cubrirá mis anticonceptivos?

Si aparentemente tu plan no está cumpliendo con la ley, ¡no te desesperes! El National Women’s Law Center te ayudará a resolverlo gratis. Para empezar, llama a nuestra línea de atención gratuita (1-866-745-5487), envíanos un mail a CoverHer@nwlc.org, o visita CoverHer.org (solo disponible en inglés). Estamos ayudando a mujeres de todo el país que tienen problemas en conseguir cobertura para su método sin copagos. Por ejemplo, hemos ayudado a una mujer a la que su plan le dijo que tenía un copago porque solo se cubrían píldoras genéricas; pero su píldora de marca no tenía una versión genérica. Después de que la ayudamos con su reclamo, el plan aceptó cubrir sus píldoras de marca y todas las otras marcas que no tienen versiones genéricas.

¡El que persevera, alcanza!

Cuando llames a tu seguro médico, ¡sé perseverante! Tal vez tengas que llamar muchas veces para saber si el método anticonceptivo que quieres está cubierto. Y no tengas miedo de pedir hablar con un supervisor; muchas veces la persona que atiende el teléfono no tiene la información correcta o no conoce la ley.

Una mujer llamó a su plan una y otra vez y distintas personas le dieron información incorrecta. Su determinación valió la pena: finalmente consiguió la “formulary list”, nombre que se refiere a una lista que detalla con precisión qué tipos de anticonceptivos estarían cubiertos sin copago.

Y los anticonceptivos no son el único beneficio

La Ley de Cuidado de Salud (ACA) exige además que se cubran otros servicios de pruebas y atención preventiva en todos los planes nuevos sin gastos directos de tu bolsillo. Hay una lista larga de beneficios cubiertos, entre los que destacamos:

  • visitas de bienestar anual para la mujer
  • prueba de depresión
  • asesoramiento y detección de violencia en la pareja íntima
  • asesoramiento sobre infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH
  • vacunas para el HPV, la gripe y la hepatitis
  • una amplia gama de pruebas y exámenes prenatales
  • asesoramiento y productos para la lactancia

Tal vez haya que esperar un tiempo hasta que estos beneficios se implementen sin complicaciones, pero sin duda las ventajas de contar con ellos superan los obstáculos con los que podamos toparnos en el camino.

*Si vives en uno de los 26 estados con ley estatal propia que exige cobertura de seguro para los anticonceptivos, tu plan médico ya tendría que brindar esa cobertura, aunque tengas que pagar un copago u otros gastos compartidos.


Gretchen Borchelt es abogada y Directora de Políticas Estatales sobre Salud Reproductiva en el Centro Nacional de Leyes para la Mujer, donde ayuda a las mujeres a obtener cobertura de seguro para los anticonceptivos desde 2005. Está feliz porque —debido a la nueva ley de cuidado de salud— ahora esto se está convirtiendo en una realidad para las mujeres de todo el país. Cuando no está luchando por políticas que protejan y extiendan la salud reproductiva, disfruta de pasar el tiempo junto a sus dos hijas jóvenes, que cabe destacar, fueron planeadas con el intervalo deseado gracias a los anticonceptivos.

add new comment