Close
¡Bienvenid@! ( o ) English

EL IMPLANTE /

El implante (Nexplanon es la marca; anteriormente era Implanon) es una varilla diminuta que se inserta debajo de la piel en la parte superior del brazo. De hecho, es tan pequeño que la mayoría de la gente no puede verlo una vez insertado; así que podría ser tu pequeño secreto, si te gusta la idea. El implante libera progestina, una hormona que evita que tus ovarios produzcan óvulos. Además, la hormona vuelve más espeso el moco cervical, lo cual impide que los espermas alcancen al óvulo. Previene el embarazo por hasta cuatro años. ¿No está nada mal, no?

ver todos los métodos »

Póntelo y olvídate

Si eres una persona ocupada que no quiere perder tiempo acordándose o no del anticonceptivo, el implante puede ser una buena opción para ti. Una vez dentro dura por 4 años.

Siéntete libre

Sin envoltorios ni recetas para recoger en la farmacia, nada que perder y nada que recordar.

Total privacidad

Nadie puede darse cuenta de que tienes puesto un implante. No hay un envase delator y no tienes que hacer nada antes de tener sexo.

La cuestión del embarazo

Debería restablecerse la fertilidad (una manera elegante de decir que puedes quedar embarazada) en cualquier momento después de quitarte el implante. Así que no te arriesgues. Si te lo quitaste, pero no estás lista para tener un bebé, protégete con otro método inmediatamente.

No confíes únicamente en nosotros. Mira los videos de arriba para escuchar a la gente hablar de sus experiencias personales con el implante. Y asegúrate de consultar con tu proveedor de cuidado de salud cuál es el mejor método para ti.

Gracias a la Ley de Cuidado de Salud, si tienes seguro médico, es muy probable que puedas conseguir este método sin gastos directos de tu bolsillo. Por cierto, terminó el período de inscripción abierta para el 2017, pero tal vez aún puedas obtener una cobertura de salud. Descubre si eres elegible para una inscripción especial.

Si no tienes seguro ni tampoco Medicaid, este método puede ser muy caro de entrada. Aún así, puedes dejarlo puesto hasta cuatro años, así que se vuelve bastante económico con el tiempo, promediando aproximadamente los $10 por mes si lo dejas puesto por cuatro años completos.

Precios:

Una vez insertado el implante, es muy fácil de usar. Básicamente, no tienes que hacer nada. El implante queda puesto, bajo tu piel, brindando protección contra el embarazo hasta por cuatro años.

Estos son los pasos: visitas a un proveedor que revisa toda tu historia clínica y te hace un examen físico, luego adormece una pequeña zona en la parte superior de tu brazo con anestesia local e inserta el implante bajo tu piel. Y listo.

Si consigues que te inserten el implante durante los primeros cinco días de tu regla, estás lista: ya tienes protección contra el embarazo desde ese mismo instante. Si estás fuera de esos cinco primeros días, tienes que usar un método complementario durante la siguiente semana (preservativos, condones femeninos, el diafragma, la esponja o anticonceptivos de emergencia).

Cuando llegue el momento de quitar el implante, tu proveedor volverá a anestesiar el brazo, hará una pequeña incisión en la piel y retirará el implante. Si estás interesada en seguir usando el implante, pueden insertarte otro en el mismo momento en que retiran el anterior.

Cada método tiene su lado positivo y su lado negativo. Y cada persona es diferente, así que tu experiencia será distinta a la de los demás.

Lo Positivo

¿“Efectos secundarios” positivos? Totalmente. De veras, los anticonceptivos aportan muchas cosas buenas para tu cuerpo y tu vida sexual.

Lo Negativo

A todos nos preocupan los efectos secundarios negativos, pero para la mayoría de las mujeres no son un problema. Y si experimentas efectos secundarios, seguramente desaparecerán. Recuerda: estás introduciendo hormonas en tu cuerpo, así que puede llevar algunos meses adaptarse. Dale tiempo.

  • No interrumpe la calentura del momento
  • La mayoría de las mujeres tiene la regla menos intensa y más corta
  • No tienes que acordarte de tomarlo todos los días
  • Como anticonceptivo tiene eficacia por cuatro años
  • Es un método seguro si fumas, y si tienes hipertensión o diabetes.
  • Puedes usarlo mientras estás amamantando
  • Pueden usarlo las mujeres que no toleran los estrógenos
  • Puede aliviar el SPM, la depresión y los síntomas de endometriosis
La queja más común:
  • Sangrado irregular, en especial en los primeros 6 a 12 meses. (Esto quiere decir reglas más largas e intensas o pequeñas pérdidas entre regla y regla. Algunas mujeres tiene un sangrado irregular durante todo el periodo en que está insertado el implante. Por el contrario, otras mujeres directamente no tienen la regla, al menos por un tiempo. Es un poco caprichoso, pero para la mayoría de las mujeres funciona. La conclusión: no tiene que molestarte ser irregular con la regla si estás pensando en el implante.)
Efectos secundarios menos comunes:
  • Acné
  • Cambios en el apetito
  • Cambios en tu deseo sexual
  • Quistes ováricos
  • Depresión
  • Decoloración o cicatrices en la piel por encima del implante
  • Mareos
  • Caída del cabello
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Nerviosismo
  • Dolor en el lugar donde se insertó el implante
  • Dolor o sensibilidad en los pechos

Si tienes efectos secundarios malos que no se mejoran después de seis meses, habla con tu proveedor sobre cambiar por otro método que te funcione mejor. Solo asegúrate de estar protegida y comienza a usar otro método enseguida. Tú lo vales.

*Para un número limitado de mujeres hay riesgos de graves efectos secundarios.

Estamos aquí para ayudar a que este método funcione. Pero si sientes que no termina de funcionar, podemos recomendarte otros métodos. Y recuerda: si vas a cambiar de método, asegúrate de protegerte mientras cambias de uno a otro.

efectividad

Uso perfecto
99.9 %
Uso típico
99.9 %
leer más »

puntos clave /

  • Invisible para todo el mundo menos para ti. Es fácil, increíblemente efectivo, de larga duración y reversible.

  • El implante es uno de los métodos más efectivos.

  • El sangrado irregular es el efecto secundario más común del implante.

  • No exige casi ningún esfuerzo por cuatro años una vez insertado.