Close
¡Bienvenid@! ( o ) English

EL CONDóN INTERNO /

El condón interno es una bolsa que te metes dentro de la vagina. No es lo más lindo del mundo (parece una trompa de elefante blanda y transparente), pero es un método que te brinda mucho control. Los condones internos funcionan igual que los preservativos excepto que te los pones dentro en lugar de pegarlos al pene. Retienen el esperma dentro del condón y fuera de la vagina.

ver todos los métodos »

¡Protección contra las ITS!

Los condones internos (femininos) te ayudan a proteger contra la mayoría de infecciones de transmisión sexual (ITS), incluido el VIH.

Los condones internos exigen esfuerzo y compromiso

Tienes que asegurarte de usar los condones correctamente, cada vez, pase lo que pase, para que sean efectivos.

Tu pareja se niega a usar preservativo

Si tu pareja insiste en no usar preservativos, pero aún así buscas protección contra las ITS, el condón interno es el método indicado.

No necesitas receta

Si no puedes (o no quieres) ir al médico, siempre está ahí la opción de usar un condón interno; aunque cuesta mucho más trabajo encontrarlos que otros tipos de preservativos.

Genial si tienes alergia al látex

A diferencia de la mayoría de preservativos, los condones internos están hechos de poliuretano (plástico) o nitrilo (caucho sintético), así que puedes usarlos aunque seas alérgica al látex.

No confíes únicamente en nosotros. Mira los videos de arriba para escuchar a la gente hablar de sus experiencias personales con el condón interno.

add medical details (content editor only)

No es fácil conseguir condones femeninos en farmacias y droguerías comunes, pero seguro vas a encontrarlos por internet; y a un precio estándar, por lo general en el rango de $1.75 - $3.50 por condón. No son tan baratos como el preservativo, pero si el precio no es lo único que te importa, pueden ser una gran opción para prevenir el embarazo y las ITS.

Ayuda para el pago: consulta con tu clínica local de planificación familiar y averigua si ofrecen condones femeninos gratis o a bajo costo y otros tipos de anticonceptivos (la mayoría sí lo hace).

Proveedores en línea

  • Amazon.com: $1.30 - $3.50
  • Condomania.com: $3.00 - $3.40
  • Condomjungle.com: $1.75 - $2.40
  • CVS.com: $1.85 - $2.50
  • Drugstore.com: $2.00 - $2.10
  • LuckyBloke.com: $1.90 - $2.10
  • Walgreens.com: $2.00 - $2.20

Nota: estos rangos fueron promediados —incluyen impuestos y cargos de envío estándar— con base en una encuesta a proveedores en línea seleccionados, realizada en junio de 2016. Los precios pueden variar con el tiempo.

Los condones femeninos son súper fáciles de usar, pero agarrarle la onda exige un poco de práctica. Y recuerda: si te cuidas con condones femeninos, tienes que usarlos TODAS Y CADA UNA DE LAS VECES.

Cómo insertar un condón femenino

  1. Coloca un poco de espermicida o lubricante en el exterior del extremo cerrado.
  2. Ponte cómoda, como si fueras a ponerte un tampón.
  3. Aprieta los lados del aro interno en el extremo cerrado del condón e insértalo como un tampón.
  4. Empuja el aro lo más lejos que pueda llegar dentro de tu vagina hasta el cuello del útero.
  5. Retira el dedo y deja que el aro externo quede colgando dos o tres cm alrededor de tu vagina (sí, se ve un poco raro.)
  6. Si quieres usar un condón femenino para el sexo anal, sigue el mismo procedimiento. Pero con tu ano, obviamente.

No te preocupes si se mueve de un lado a otro mientras estás en ello. Es normal. Si tu chico se desliza por fuera del condón y dentro de tu vagina, quítalo suavemente y vuelve a insertártelo. Pero si eyacula fuera del condón interno por accidente, piensa en un anticonceptivo de emergencia.

Cómo quitar un condón femenino

  1. Aprieta y enrolla el aro externo como si fuera una bolsita, para que el semen no se derrame.
  2. Retira el condón suavemente.
  3. Tíralo a un bote de basura (preferentemente a uno que no esté al alcance de niños o mascotas). ¡No lo tires al inodoro! Echa a perder la cañería.

Por último. Tal vez creas que usar un preservativo junto con un condón femenino duplica la protección. No es cierto. Lo único que hará es facilitar que se rompan. Así que ni lo intentes.

Cada método tiene su lado positivo y su lado negativo. Y cada persona es diferente, así que tu experiencia será distinta a la de los demás.

Lo Positivo

Lo Negativo

  • Brinda protección contra las ITS
  • El aro externo puede estimular tu clítoris (¡genial!)
  • No necesitas receta
  • Puedes usarlo aunque tengas alergia al látex
  • Puede usarse tanto con lubricantes a base de aceite como a base de agua
  • Se queda en su lugar aunque tu chico pierda la erección
  • Puede provocar irritación
  • Algunas personas pueden ser sensibles a ciertas marcas de lubricante (en tal caso, prueba otra marca)
  • Puede reducir la sensibilidad mientras lo estás haciendo
  • El condón interno de primera generación (FC1) puede ser un poco chirriante (pero la nueva versión, FC2, no debería serlo)
  • No es fácil acordarse de usarlo si has tomado alcohol de más

Estamos aquí para ayudar a que este método funcione. Pero si sientes que no termina de funcionar, podemos recomendarte otros métodos. Y recuerda: si vas a cambiar de método, asegúrate de protegerte mientras cambias de uno a otro.

  • ...Se queda trabado en el pene de mi pareja.

    La solución aquí podría ser usar lubricante. Prueba usar un poco de lubricante y fíjate si sigue quedando atorado.

    ¿No es la solución?

    Si él quiere, prueba usar condones masculinos. También brindan protección contra las infecciones de transmisión sexual (ITS).

    Si no te preocupa protegerte contra las ITS con tu pareja actual — ¿ya se hicieron todas las pruebas, no?— entonces piensa en cambiar por un método que no tengas que usar en plena calentura. El anillo, el parche o la inyección podrían ser buenas opciones para ti.

    Prueba otro método

  • ...Mi condón femenino sobresale cuando me levanto.

    Dato divertido: puedes ponerte el condón interno hasta ocho horas antes de tener sexo. Dato no tan divertido: si te paras y lo tienes puesto, el condón interno va a salirse un poquito de la vagina como si te colgara una cola. Si quieres insertarlo antes pero evitar el efecto “cola”, intenta usar ropa interior ajustada para sostener la parte externa del condón bien pegadito contra tu cuerpo.

  • ...Mi pareja dice que puede sentir el aro interno.

    Si tu pareja puede sentir el anillo interior, es posible que no lo hayas empujado bien adentro de tu vagina. Así que intenta empujarlo un poquito más adentro.

    ¿No es la solución?

    Si él quiere, prueba usar condones masculinos. También brindan protección contra las infecciones de transmisión sexual (ITS).

    Si no te preocupan las ITS con tu pareja actual, tal vez quieras pasar a un método que no sea de barrera y que tu chico no pueda sentir. La inyección y el implante son realmente efectivos y él no sentirá nada durante el sexo.

    Prueba otro método

  • ...Tiene un sonido chirriante.

    La solución aquí podría ser usar lubricante. Prueba usar un poco de lubricante y fíjate si se pone más silencioso. La nueva versión del condón interno (FC2) debería hacer menos rechinidos, así que intenta conseguir esa versión.

    ¿No es la solución?

    Prueba otro método

  • ...Me parece difícil de poner.

    Con la práctica se te hará cada vez más fácil ponerte el condón interno y trata de practicar cuando no estés en plena calentura.

    ¿No es la solución?

    Si sigue siendo difícil ponerlo y te preocupan las infecciones de transmisión sexual (ITS), cambia por el condón masculino.

    Si ahora no te preocupan las ITS, quizás quieras probar con anticonceptivos que no tengas que andar poniéndote. El DIU y el implante se colocan en una clínica.

    Prueba otro método

  • ...Me preocupa contagiarme una ITS.

    Una de cada 2 personas contraerá una infección de transmisión sexual (ITS) al alcanzar la edad de 25 años; algunas curables y otras no. Resulta sorprendente, pero 20 millones de personas en EE.UU. contraen una ITS cada año, y estás son solo las ITS que se informan. Esa cifra probablemente sea más alta a causa de la falta de información y debido a que muchas ITS ni siquiera se informan; algunas se diagnostican visualmente, y otras no están documentadas por el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC). De las más de 30 ITS que existen, el CDC solo informa acerca de alrededor de 8 de ellas. Cosas como las ladillas, la sarna y las infecciones HPV entre chicos no forman parte de estas cifras.

    En lo que a HPV se refiere, fuera de los síntomas visuales de verrugas genitales provocadas por cepas HPV de bajo riesgo, no hay manera de saber si un hombre lo tiene, dado que no hay un análisis que pueda diagnosticarlo. Esto es una de las razones de por qué a los 50 años, al menos el 80% de las mujeres habrán contraído la infección.

    Para protegerte contra las ITS usa condones masculinos o femeninos, hazte exámenes con frecuencia y habla abiertamente de salud sexual con tu pareja.

  • ...Se me ocurre usar dos condones para tener una protección extra contra las ITS y el embarazo.

    ¿No es la solución?

    Prueba otro método

puntos clave /

  • Le dan más control a la mujer y son buenos para quienes tienen alergia al látex.

  • Más o menos efectivo como se lo usa normalmente. Mejor si se lo usa correctamente, aun mejor combinado con espermicidas.

  • En general, no tiene efectos secundarios, pero podría provocar un poco de irritación en tus partes o las de tu pareja.

  • Tienes que usar CADA vez.

  • Puedes encontrar en clínicas y por internet, y en algunas farmacias y supermercados.

  • Según dónde los consigas, entre $0 y $5 cada uno. Conoce más sobre los costos.

efectividad

Uso perfecto
95 %
Uso típico
79 %
leer más »
x
GET LUCKY THIS SUMMER
Subscribe to Frisky Fridays to get sex tips (and more) in your inbox every week. You could even win a $100 Amazon gift card!