Close
¡Bienvenid@! ( o ) English

Lo que es como un resfrío común en el mundo de las personas que están sexualmente activas: El HPV

Hablemos del HPV: las causas, los tratamientos y la prevención

Una de las preguntas más frecuentes de mis pacientes es, “Mm, tengo algunas protuberancias nuevas…ahí abajo. ¿Me podría decir que son?”

Antes que nada, si alguna vez notas algo preocupante “ahí abajo”, visita a tu proveedor de cuidado de salud para que te examine inmediatamente. A menudo esas protuberancias son inocuas, y se deben a pelos encarnados. Otras veces son fastidiosas verrugas genitales… Así es: las verrugas genitales no son tan terribles como crees. Son causadas por el HPV o virus del papiloma humano.

Hablemos de las causas, los tratamientos y la prevención de las verrugas genitales y de otros tipos de HPV.

El virus del papil ¿qué?

El HPV es uno de los virus más comunes que existen. Hay más de 40 tipos diferentes (o cepas virales) del HPV que se generan en los genitales, incluyendo la vagina, el pene y alrededor del ano. El virus también puede sobrevivir en cualquier piel u objeto que haya tocado genitales recientemente.

El HPV se puede pasar de persona a persona sin necesidad de tener sexo, simplemente a través del contacto íntimo o al compartir juguetes eróticos ¡Así que este virus sí que se transmite! De hecho, el 80% de las mujeres habrán tenido alguna cepa del virus a la edad de 50 años.

La mayor parte de las personas que tienen el HPV no lo saben. Como con todos los otros virus, no hay cura para el HPV, pero existen buenos tratamientos para los síntomas. Cabe aclarar que el HPV no tiene nada que ver con el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) ni con el VHS (virus del herpes simple).

¿Qué tipo de problemas puede causar el HPV?

Cada uno de los 40 tipos diferentes de HPV actúa a su manera. Algunos tipos de HPV causan verrugas genitales, que son protuberancias color carne alrededor de tu vagina, pene o ano. Por lo general las verrugas no son dolorosas. Algunas veces causan picazón y pueden ser molestas o incómodas. Los tipos de HPV que causan verrugas genitales no causan cáncer.

Otros tipos de HPV causan cambios en el cuello del útero de la mujer (la abertura del útero). A menudo estos cambios van y vienen sin que una mujer se dé cuenta, pero algunos tipos de HPV pueden resistir, produciendo cambios a largo plazo y en última instancia cáncer cervical. El cáncer cervical se desarrolla durante muchos años, por este motivo es recomendado hacerse chequeos periódicos y pruebas de Papanicolaou a partir de los 21 años. Las pruebas de Papanicolaou detectan los cambios en el cuello del útero y los chequeos periódicos garantizan que el tratamiento adecuado empiece en el momento justo.

¿Cómo me deshago de las verrugas? ¿O de una prueba de Papanicolaou anómala?

El HPV es un virus fuerte, pero nuestros sistemas inmunológicos generalmente lo son aún más. Nuestro cuerpo empieza a luchar contra el virus inmediatamente. Cuando tu cuerpo combate el virus, el cuerpo desarrolla anticuerpos que lo protegen contra ese tipo de HPV (pero no contra los otros 39 tipos de HPV).

En algunas personas, las verrugas genitales desaparecen por su cuenta en unos 3 meses. Si las verrugas no desaparecen, o quieres hacerlas desaparecer más rápido, visita tu proveedor de cuidado de salud. Puede que logre tratar las verrugas genitales ese mismo día, generalmente se congelan o se aplica les aplica un producto químico. También puedes obtener una receta para un gel o medicamento líquido que te puedes aplicar en tu casa y que generalmente las remueve en un par de semanas. Todos estos tratamientos remueven las verrugas al irritarlas, así que prepárate para sentir un poco de molestia.

Una prueba de Papanicolaou anómala puede significar muchas cosas diferentes, así que asegúrate de pedirle a tu proveedor de cuidado de salud que te explique los resultados y los tratamientos recomendados en su totalidad. A menudo, tu cuerpo se sanará por su cuenta y tu próxima prueba de Papanicolaou será normal. En algunas ocasiones, necesitarás hacerte un examen del cuello del útero llamado colposcopía o un tratamiento directamente al cuello del útero.

¿Cómo sé quién me lo transmitió?

No lo sabrás. Si tienes un brote de verrugas o una prueba de Papanicolaou anómala, podría ser debido a un HPV que tienes desde hace semanas, meses, o inclusive años. Sé que es difícil, la mayor parte de mis pacientes quieren saber realmente con exactitud cómo pasó. ¿Tuve sexo por la primera vez con alguien que se acuesta con otras personas? ¿Mi novi@ me está engañando de repente? Pero recuerda, esta es una de esas ocasiones en la vida en las que echarle la culpa a los demás no ayuda en nada.

Prevenir el HPV

Aquí hay algunas cosas que puedes hacer para reducir el riesgo de contraer un HPV:

  1. ¡Vacúnate! Hay vacunas contra algunos de los tipos más comunes de los HPV que causan verrugas genitales y cáncer cervical. Habla con tu proveedor de cuidado de salud para saber si tienes la edad que se necesita para vacunarte. Funciona mejor si te vacunas antes de tener sexo por primera vez, pero ponerse la inyección cuando eres mayor puede que aún ayude.

  2. Puedes tener sexo inteligente…pero abstenerse es mejor. La única solución a prueba de fuego para prevenir un HPV es abstenerse del sexo y del contacto genital. Los estudios muestran que cuantas menos sean las parejas sexuales que tengamos en nuestra vida (en particular durante la adolescencia y de los 20 a los 30 años), menores serán los riesgos de tener infecciones múltiples del HPV.

  3. ¡Usa condones! Los HPV no se pueden transmitir a través de un condón de látex. Este es el truco: los HPV generalmente habitan en la piel que no está cubierta por un condón. Así que los condones pueden ayudar a prevenir los HPV, pero no son una garantía.

Recuerda, los HPV afectan a casi todas las personas que conoces. Así que no pasa nada si te descubren uno… Son como un resfrío común del mundo sexualmente activo.

add new comment