Close
¡Bienvenid@! ( o ) English
Pinit fg en rect gray 20

¿Qué hacer cuando tu novio quiere tener relaciones sexuales pero tú no quieres?

El decir que no quieres tener sexo no es ni fácil ni divertido, pero siempre estás en todo tu derecho para decir que no. Aquí te ofrecemos algunas sugerencias para cómo decir que no.

Puede que estés comenzando una nueva relación y quieres tomarte tu tiempo para conocer a esta persona mejor. Puede ser que simplemente estás demasiado cansada una noche. Quizás tu pareja tiene muchas ganas pero a ti lo que te interesa es ver tú novela o puede que uno quiera usar condones y el otro no.

Aunque ustedes como pareja tengan una relación sexual maravillosa, las dos personas no van a tener ganas siempre a la misma vez. Cualquiera que sea la circunstancia, ambas personas tienen derecho a negarse a tener relaciones sexuales si no tienen ganas. (Es más, si te encuentras en una situación donde te da miedo decir que no, existen recursos que te pueden ayudar a descifrar la razón por la cual no te sientes segura.)

Aquí puedes encontrar algunas sugerencias para dejarle saber a tu pareja que no quieres tener sexo.

Trata de entender como se siente tu pareja.

Puede ser difícil decir que no quieres tener sexo, pero escuchar que alguien no quiere tener sexo contigo también puede resultar difícil. (Por eso también tenemos algunas sugerencias de cómo reaccionar cuando alguien te dice que no.) Cuando le vayas a decir a tu pareja que no quieres tener sexo, explícale que no es un rechazo a su persona. Puedes hacerlo sentir mejor asegurándole que es un halago sentirse deseada (y que no es que no te sientas atraída a tu pareja). A continuación encontrarás algunos ejemplos de frases que puedes utilizar.

  • A mi me encanta nuestra vida sexual y puedo ver lo excitado que estás, pero he tenido un día muy largo y la verdad es que no tengo ganas esta noche.
  • Yo se que tú tienes muchas ganas ahora mismo, pero es que yo no.
  • Tú sabes lo mucho que me excitas, pero estoy disfrutando mucho esta etapa de nuestra relación y todavía no me siento lista para dar el próximo paso.

Debes decirlo claramente y con firmeza para demostrar que estás muy segura de lo que dices.

Algunas veces le damos más importancia a las necesidades de nuestra pareja que a las nuestras, pero con el paso del tiempo esto puede llevar a dinámicas de pareja muy poco saludables. No tienes que pedir perdón por no querer tener sexo. Ni siquiera tienes que dar una explicación, pero el hablar con tu pareja le puede ayudar a entender la razón por la cual no quieres tener sexo. La comunicación abierta y franca también puede ayudar a crear una conexión emocional entre ustedes dos. Puedes utilizar los siguientes ejemplos para saber qué decirle a tu pareja.

  • Yo sé que tienes ganas ahora mismo, pero tengo demasiado sueño y necesito estar bien descansada mañana".

  • Tú sabes que yo disfruto mucho de nuestra vida sexual, pero no me siento cómoda si tenemos sexo sin un condón.

Ni pelees ni te dejes convencer.

Tener distintas opiniones es normal, pero las diferencias no tienen que terminar en una pelea dramática. Una buena pareja, aunque se lleve una desilusión va a respetarte cuando le digas que no. Si se da el caso en que tu pareja te insulta, te hace sentir culpable o te humilla para que cambies de parecer, no caigas en la trampa. En lugar de discutir o de defender tu punto, solo debes repetirle a tu pareja muy calmadamente cómo te sientes y cuál es tu decisión. Le puedes decir a tu parejas comentarios como los siguientes:

  • Yo entiendo cómo te puedes sentir, pero yo no quiero tener sexo ahora mismo.
  • Como te dije antes, si no te pones un condón no vamos a tener sexo.

Si tu pareja se pone agresiva, debemos poner distancia física entre ustedes hasta que se tranquilice. Te puedes ir a tu casa si estás en la casa de tu pareja o pedirle que se vaya si están en la tuya. Si viven juntos, considera la posibilidad de pasar la noche en la casa de una amiga o de algún familiar. Si tu pareja se pone violenta o por alguna razón te das cuenta que no va a aceptar que le digas que no, no pongas en riesgo tu seguridad y si puedes vete del lugar inmediatamente. También puedes llamar al número 911.

Si te das cuenta que tu pareja te insulta, te hace sentir culpable o de humilla a cada rato, debes repensar si te conviene estar con esta persona.

También puedes sugerir una alternativa.

Puede resultar difícil para tu pareja el escuchar un no rotundo de tu parte. Pero todo se puede hacer más fácil si sugieres una alternativa. Por ejemplo, si tu novio no quiere ponerse un condón le puedes decir que tú te puedes poner un preservativo o condón femenino. Si no tienes ganas esa noche, puedes dejarlo para otra noche cuando tengas más energía. Lo importante de las alternativas es saber que solo las debes utilizar si estás cómoda con estas. Nunca te debes sentir obligada a ofrecer una alternativa para poder negarte a tener relaciones sexuales.

Establecer los límites con nuestros seres queridos puede ser muy difícil, pero vale la pena. Aunque puede parecer más fácil “ir con la corriente”, la mejor alternativa es hacer lo que de verdad queremos hacer.

Mantente firme y sé fuerte,
Bedsider

P.S. Y para la próxima vez cuando tu respuesta a si quieres tener sexo sea “¡Claro que sí!” asegúrate que tienes bajo control tu método anticonceptivo.

add new comment