Close
¡Bienvenid@! ( o ) English
Pinit fg en rect gray 20

5 señales de que ya es hora de cambiar tu método anticonceptivo

Porque la vida es demasiado corta y tú no tienes tiempo para tonterías

por Lauren Kernan, MA
cerca de 1 año ago

¿Alguna vez te haz sentido estancada en un trabajo o en una relación que no funciona pero no sabes cómo te puedes salir de esa situación? La pareja ideal puede ser difícil de encontrar (y el trabajo perfecto más aún) pero el método anticonceptivo adecuado para ti no tiene que ser difícil de encontrar.

Mira, no vamos a pretender decirte que en la vida las cosas son perfectas, pero lo que te queremos dejar saber es que no te debes casar con una persona que no te guste lo suficiente ni con un método anticonceptivo que te hace sentir malestar, tristeza o que no es lo suficientemente bueno para ti. Existen demasiadas opciones en el mercado como para que te conformes con usar un método que no te gusta.

En realidad, mucha gente prueba más de un método anticonceptivo. La mayoría de las personas prueban un promedio de tres métodos anticonceptivos distintos a través de su vida y alrededor de una de cada tres personas prueba cinco métodos distintos o más. ¡Cinco o más! Todo eso lo menciono para decirte que no tienes que darte por vencida solamente porque no te guste el primer método que pruebes ( ni el segundo ni el tercero).

A continuación encontrarás algunas señales comunes de que puede haber un mejor método para ti que el que estás utilizando actualmente:

1. No estás contenta con los efectos secundarios

Es bastante común tener algunos efectos secundarios tales cómo nauseas, cuando comienzas a utilizar un método nuevo. Posiblemente quieras utilizar al método anticonceptivo por varios meses para determinar si los efectos secundarios desaparecen por sí solos, siempre y cuando estos efectos sean mínimos y no sean demasiado molestos. Si no estás segura de si estos efectos secundarios son serios o si debes tolerarlos, es una buena idea consultarlo con tu proveedor de servicios médicos ( y si no tienes uno, puedes encontrar un centro de salud a través de este enlace).

Sin embargo, si ya haz dejado pasar un tiempo para adaptarte a tu método anticonceptivo pero todavía no te sientes muy bien, sea física o emocionalmente. ¡Prueba uno distinto! Hay muchos métodos anticonceptivos a base de hormonas y estos tienen distintos tipos y cantidades de hormonas. Por lo tanto, si estás teniendo problemas con un tipo de píldora no quiere decir que otro tipo de pastilla, o el anillo o el parche, te afectarán de la misma manera. O si haz tratado distintos tipos de métodos anticonceptivos a base de hormonas y ya estás cansada de tantas hormonas, también existen muchas opciones de métodos anticonceptivos que no son a base de hormonas. Por ejemplo, el DIU de cobre, los condones, los condones internos, el diafragma, la esponja, y el capuchón cervical, entre otros.

2. Se te sigue olvidando tomar la pastilla

Este es un problema común que enfrentan las mujeres que toman la píldora anticonceptiva. Posiblemente ya haz intentado poner una alarma o utilizar un app para acordarte de tomarla, pero si no lo haz hecho debes tratar esto primero. Si todavía se te hace difícil acordarte de tomar la pastilla o si simplemente no te gusta tener que hacer algo diariamente par que tu método anticonceptivo sea eficaz existen muchas otras opciones.

Puedes probar los condones, los condones internos, el capuchón cervical, los espermicidas, la esponja o el diafragma, ya que para utilizar estos métodos solamente te tienes que acordar cuando vayas a tener una relación sexual. (Pero claro, si tu eres una de esas afortunadas que tienes sexo varias veces al día entonces te tendrías que estar acordando del método anticonceptivo más veces que si te tomaras las pastilla diariamente.)

También podrías probar con el parche, que solamente tienes que acordarte de cambiarlo una vez a la semana o el anillo, el cual puedes dejar insertado por tres semanas. También puedes considerar la alternativa de un implante, el cual un proveedor de servicios médicos inserta en tu brazo y que puedes utilizar por hasta cuatro años si lo deseas o el método intrauterino DIU que dependiendo de cuál obtengas puede durar hasta más tiempo. Eso significa literalmente que puedes pasarte AÑOS sin tener que pensar en nada relacionado con los métodos anticonceptivos.

3. La situación de tu período mensual no te está funcionando

¿Estás harta de que los efectos secundarios de tu método anticonceptivo provoquen que manches durante el mes? ¿Estás cansada de sentirte cómo si te fueras a desangrar cada mes? ¿ Tu DIU te ha eliminado el período lo que te hace entrar en pánico pensando que estás embarazada? Los distintos métodos anticonceptivos pueden afectar tu período de maneras distintas (y algunos métodos no lo afectan del todo). El DIU de cobre (ParaGard) puede causar que tengas períodos más fuertes, las opciones de DIUs hormonales (Mirena, Liletta, Kyleena y el Skyla) lo pueden hacer más liviano o hasta hacer que desaparezca del todo. Los condones no afectan el período mensual en nada. No importa lo que estés buscando, de verdad que existe un método anticonceptivo para cada necesidad.

4. Te pones nerviosa porque no estás protegida

Si te preocupa que el método que estás utilizando ahora mismo no es el mejor para prevenir un embarazo y si te sientes nerviosa cada vez que se te atrasa un poco el período o te estresas durante las relacionas sexuales, lo primero que debes hacer es informarte de cuán efectivo es el método que estás utilizando. Después averigua de qué maneras puedes utilizar tu método de una forma más efectiva para prevenir mejor un embarazo. Si tu método todavía no es lo suficientemente efectivo, podría valer la pena pensar en cambiarlo.

Si te preocupan las enfermedades de transmisión sexual (o STIs) y el método que utilizas no te protege de estas, puedes optar por cambiar a los condones o a los condones internos (o los puedes utilizar en adición al método que estés utilizando actualmente). Los condones y los condones internos son los únicos métodos que pueden prevenir un embarazo y a la misma vez protegen de las enfermedades de transmisión sexual.

5. Tus necesidades han cambiado

La vida real puede ser muy complicada. Las circunstancias de la vida no suelen quedarse igual y tu método anticonceptivo debe poder adaptarse a los cambios en tu vida. Quizás vas a volver a estudiar, empiezas un trabajo nuevo sumamente estresante, tienes un hijo o muchísimas otros cosas pueden cambiar el tipo de método anticonceptivo que necesitas en una nueva etapa de tu vida. Eso es completamente normal. Que haya habido un gran cambio en tu vida no significa que tengas que quedarte con algo que ya no te funciona y tampoco quiere decir que tienes que dejar de utilizar algún método anticonceptivo. Tu método anticonceptivo debe poder adaptarse a tu vida y no al revés.

add new comment