Close
¡Bienvenid@! ( o ) English
Pinit fg en rect gray 20

La clamidia y la gonorrea: espera… ¿hay buenas noticias?

Con un plan de acción adecuado, dos de las ITS más comunes son prevenibles y curables.

por Corinne Rocca, PhD, MPH

La clamidia y la gonorrea, dos de las ITS (infecciones de transmisión sexual) más comunes en los EE.UU., son causadas por una bacteria. Sabemos que la gran mayoría de las personas que tienen clamidia y gonorrea son menores de 26 años. Es difícil saber exactamente cuán comunes son estas ITS porque muchas de las personas que las tienen no presentan síntomas y nunca se han hecho una prueba. Esto quiere decir que pueden ser más comunes de lo que pensamos. Ahora bien, sabemos que cada año al menos 1 de cada 50 personas entre 15 y 24 años contrae clamidia, y alrededor de 1 de cada 200 contrae gonorrea. Así es, son millones los estadounidenses que contraen una de estas ITS cada año.

Una de las razones por las que estas ITS bacterianas son tan comunes es que son realmente contagiosas. ¿Recuerdas las epidemias de conjuntivitis o de piojos en tu escuela cuando eras pequeñ@? Las ITS bacterianas son así de contagiosas, aunque por suerte se propagan solamente durante el sexo, y no durante el recreo. Desgraciadamente, si tienes sexo con alguien que tiene una ITS bacteriana y no usas un condón o un protector bucal, tienes buenas probabilidades de contraerla también.

No hay nada que arruine más la sensualidad de los momentos sensuales como estar preocupad@ por las ITS, pero tener un plan para evitarlas u ocuparte de ellas te mantendrá en mejor salud y más sexy a la larga. Y la ventaja es que algunas de las ITS más comunes se pueden prevenir e incluso curar, si tienes una.

Plan A: prevenir

Habla sobre ello antes de que se quiten la ropa. Es mucho más fácil concentrarse en una conversación sobre las ITS antes de que tu corazón comience a latir a mil por hora. Si piensas en tener sexo con alguien nuevo, pregúntale cuando fue la última vez que se hizo una prueba. Si no se ha hecho una prueba recientemente, dile que es mejor que se dirija a la clínica si quiere algo de acción. Para leer consejos sobre este tipo de conversación, dale un vistazo a “It’s Your Sex Life”.

Los condones ayudan. Tu anticonceptivo ¿te puede ayudar a protegerte de las ITS? Si usas condones, la respuesta es sí (los otros tipos de anticonceptivos son geniales a la hora de prevenir un embarazo, pero no te ayudan a protegerte contra las ITS). Si se usa correctamente, el condón disminuye las probabilidades de contraer clamidia y gonorrea a más de la mitad. Si la conversación sobre hacerse una prueba no sucedió a tiempo, puedes insistir en usar un condón.

¿Qué quiere decir usar un preservativo de manera correcta?

  • En primer lugar, coloca el preservativo antes de que el pene toque la vagina, la boca, o el ano.

  • En segundo lugar, asegúrate de que el preservativo se desenrolle en la dirección correcta antes de que toque la punta del pene. Si el preservativo ya está tocando el pene y no se desenrolla en la dirección correcta, no le des vuelta. Tíralo y vuelve a intentarlo con un preservativo nuevo.

  • En tercer lugar, aprieta la punta y desenróllalo hacia abajo hasta la base del pene. Usa el preservativo en todo momento mientras tengas sexo para asegurarte de que estés protegid@.

He escuchado que no puedo contraer una ITS si solamente tenemos sexo oral. Lo siento, eso no es verdad. La bacteria que causa las ITS no distingue entre la garganta y los genitales. Por otro lado, besarse (inclusive unos buenos besos con lengua) parece ser seguro.

Él es circunciso, así que no tiene ninguna infección, ¿verdad? No. Estudios recientes demuestran que los hombres circuncisos pueden contraer y transmitir el VIH con menos frecuencia que aquellos que no son circuncisos. Pero no hay evidencia que demuestre que el hecho de ser circunciso haga alguna diferencia a la hora de contraer y transmitir una ITS bacteriana.

Esa ITS la puedo lavar y eliminar de mi… De ninguna manera. Lavarse los genitales, la boca, o el trasero después del sexo no te protege contra las ITS. Las duchas vaginales tampoco.

Pero él/ella parece estar completamente san@…y delicios@. No hay manera de saber a la vista si alguien tiene una ITS. Muchas personas que tienen una infección bacteriana ni siquiera saben que la tienen, y esta es una de las razones por las cuales los CDC recomiendan que todos los menores de 26 en los EE.UU. se hagan una prueba de clamidia al año.

Plan B: hazte una prueba y recibe tratamiento, si es necesario

Tal vez ya hayas tenido sexo y ahora necesitas saber qué hacer para proteger tu salud. Es importante que te hagas una prueba, aunque no tengas síntomas. En las mujeres, una ITS que no ha sido tratada se puede transformar en una enfermedad inflamatoria pélvica (EIP o PID por sus siglas en inglés), que puede causar dolor y producir cicatrices en las trompas de Falopio. Las cicatrices pueden bloquear las trompas y hacer más difícil que la mujer quede embarazada cuando lo intenta.

Por suerte, la clamidia y la gonorrea son fáciles de detectar y de tratar. Las pruebas son indoloras. Busca una clínica cercana, haz pipí en un bote y entrégaselo al personal de la clínica. Te podrán dar el resultado inmediatamente o en un par de días. Si vives en determinadas zonas, puede que tengas la posibilidad de obtener por correo un kit para hacerte la prueba en tu casa gratuitamente. El tratamiento es fácil, simplemente toma las píldoras antibióticas recetadas. *

¿Y qué pasa si te encuentras en la posición incómoda de tener que decirle a alguien que tal vez tenga una infección? Aquí hay consejos para avisar a alguien cara a cara, por teléfono, o en línea.

Si prefieres ir a un proveedor de cuidado de salud o a una clínica que ya conoces (tal vez un lugar donde ya obtuviste anticonceptivos con receta o condones) puedes hablar con tu proveedor sobre las pruebas para las ITS sin que te de vergüenza. No es necesario que le cuentes que estás preocupad@ porque piensas que tienes una ITS, simplemente le puedes decir: “oye, he escuchado que tengo que hacerme una prueba de esto cada año. ¿Cómo funciona?”

Las ITS bacterianas son muy comunes como para ignorarlas, y no hay nada más atractivo que cuidar bien de tu salud.

*Puede que hayas visto advisos sobre cepas de gonorrea resistentes a todos los medicamentos antibióticos. Aunque es algo de lo cual hay que estar al tanto, por suerte el problema no está presente en los EE.UU. en este momento. Los CDC tienen más información sobre estas cepas virales, si quieres saber más al respecto.

Corinne Rocca, PhD, MPH, es epidemióloga en el Bixby Center for Global Reproductive Health en la Universidad de California, San Francisco. Su deseo es que todas las mujeres jóvenes puedan acceder a la información que necesitan y sentirse empoderadas para protegerse a sí mismas, tanto de embarazos accidentales como de enfermedades de transmisión sexual. Aparte de la investigación, ama el excursionismo, y recientemente escaló el Monte Kilimanjaro.

add new comment