Close
¡Bienvenid@! ( o ) English

EL CAPUCHóN CERVICAL /

El capuchón cervical es como una taza de silicona que te metes en la vagina para cubrir el cuello del útero y bloquearle el paso al esperma. El capuchón se parece a un gorro de marinero de goma, de casi una pulgada y media (3.8 cm) de ancho y una pulgada (2.5 cm) de alto. Actualmente, hay una sola marca de capuchón cervical disponible en EE. UU., y lleva el glamoroso nombre de FemCap. Algo súper importante para recordar: tienes que usar espermicidas con el capuchón cervical para que sea más efectivo.

ver todos los métodos »

Si todavía no has tenido un bebé

Los capuchones cervicales son más efectivos si no has tenido hijos.

No te importaría quedar embarazada

El índice de fracaso del capuchón cervical en su “uso típico” puede variar entre 14 y 29%, es decir que es bastante alto. Así que si quedar embarazada sería un desastre para ti, piensa en otro método.

Estás a gusto con tu cuerpo

Si te molesta meterte los dedos dentro de la vagina, entonces probablemente el capuchón cervical no es para ti. Aunque es como ponerse un tampón: si puedes hacer eso, seguramente te las vas a ingeniar con el capuchón.

Exige disciplina

Tienes que acordarte de ponerte el capuchón cervical cada vez que tienes sexo, así que exige un poco de auto-disciplina y planificación. Por lo menos lo puedes llevar contigo si quieres.

No tienes sexo muy seguido

Ponerte el capuchón cervical lleva su tiempo, así que no es precisamente ideal si vas a estar haciéndolo a cada rato. Dicho esto, si tu estilo es hacerlo “exclusivamente los fines de semana”, puedes ponerte el capuchón una vez y dejarlo quietecito ahí hasta 48 horas.

Alergias

Si tienes alergia a la silicona o a los espermicidas, no debes usar un capuchón cervical.

La cuestión del embarazo

Puedes quedar embarazada tan pronto dejes de usar el capuchón cervical. Así que protégete con otro método enseguida si no estás lista para quedar embarazada.

No confíes únicamente en nosotros. Mira los videos de arriba para escuchar a la gente hablar de sus experiencias personales con el capuchón cervical.

add medical details (content editor only)

Gracias a la Ley de Cuidado de Salud, si tienes seguro médico, es muy probable que puedas conseguir este método sin gastos directos de tu bolsillo. (Pero ten en cuenta que el costo de los espermicidas probablemente no esté incluido.) Por cierto, terminó el período de inscripción abierta para el 2017, pero tal vez aún puedas obtener una cobertura de salud. Descubre si eres elegible para una inscripción especial.

Los fabricantes recomiendan reemplazar el capuchón cervical una vez por año, así que si no tienes seguro, este método implica pagar una vez al año.

Precios:

El capuchón cervical puede ponerse horas antes del sexo y te lo tienes que poner antes de que estés excitada, para que no interrumpa el momento. Debes asegurarte de dejarlo puesto hasta seis horas después del sexo. Si vas a volver a tener sexo ese mismo día, déjate puesto el capuchón cervical y ponte más espermicida en la vagina (Gynol II viene con un aplicador que lo hace más fácil, pero cualquier clase de gel anticonceptivo o espermicida funcionará, excepto el film o los que son del tipo supositorio). Y no te dejes el capuchón puesto más de 48 horas.

Cómo ponértelo

Ponerte un capuchón cervical puede parecer un rollo, pero tampoco hay que ser un genio y la práctica hace al maestro.

Este es el truco:

  1. Lávate las manos con agua y jabón.
  2. Revisa bien que el capuchón cervical no tenga agujeros ni partes maltratadas. Una buena forma de comprobarlo es llenarlo de agua: si gotea, tiene un agujero.
  3. Pon más o menos un cuarto de cucharadita de espermicida en la cúpula, y también unta un poco alrededor del aro.
  4. Dalo vuelta con la cinta de extracción y pon otra media cucharadita en la zona del pliegue entre la cúpula y los bordes.
  5. Ponte cómoda, como si te fueras a poner un tampón.
  6. Métete los dedos índice y anular en la vagina y siente el cuello del útero, para saber dónde ubicar el capuchón.
  7. Separa los labios externos de tu vagina con una mano, y usa la otra mano para apretar el aro del capuchón.
  8. Desliza el capuchón con la cúpula hacia abajo, introduciendo el borde más largo del capuchón primero.
  9. Empuja el capuchón hacia el ano y luego hacia el cuello del útero. Asegúrate de que el cuello del útero esté totalmente cubierto.

Cómo retirarlo

Obvio, todo lo que entra, tiene que salir (al menos 6 horas después de haber tenido sexo). Cómo sacarlo:

  1. Lávate las manos, otra vez.
  2. Ponte en cuclillas. Métete un dedo dentro de la vagina, toma la cinta de extracción y gira el capuchón.
  3. Presiona un poco la cúpula con el dedo para cortar la succión.
  4. Engancha el dedo por debajo de la cinta de extracción y empuja el capuchón hacia fuera.

¿Aún tienes problemas? Tal vez quieras pensar en cambiar por otro método.

Por último, cuida bien tu capuchón y te durará hasta dos años.

  • Después de sacarlo, lávalo con un jabón suave y agua tibia.
  • Déjalo que se seque mientras se airea.
  • No pongas talco ni ningún tipo de polvo sobre el capuchón, podrían provocarte una infección.
  • Y no te preocupes si se decolora, funciona de todos modos.

Cada método tiene su lado positivo y su lado negativo. Y cada persona es diferente, así que tu experiencia será distinta a la de los demás.

Lo Positivo

Lo Negativo

  • Puedes ponerte el capuchón cervical con mucha anticipación
  • Puedes tener sexo todas las veces que quieras mientras esté dentro
  • Ni tú ni tu pareja deberían poder sentirlo
  • No afecta a tus hormonas
  • No necesitas receta
  • Puedes usarlo mientras estás amamantando
  • Para algunas mujeres es todo un rollo ponérselo
  • Puede provocar irritación vaginal
  • A algunas mujeres les provoca frecuentes infecciones urinarias
  • Tienes que usarlo cada vez que tienes sexo, pase lo que pase
  • Si eres alérgica a los espermicidas o a la silicona, no debes usar un capuchón cervical
  • Puede desplazarse de lugar por un pene muy grande, empujones fuertes o ciertas posiciones sexuales
  • No es fácil acordarse de usarlo si has tomado alcohol de más

Estamos aquí para ayudar a que este método funcione. Pero si sientes que no termina de funcionar, podemos recomendarte otros métodos. Y recuerda: si vas a cambiar de método, asegúrate de protegerte mientras cambias de uno a otro.

  • ...El capuchón cervical me provoca irritación.

    La irritación podría ser en realidad por alergia a los espermicidas.

    Prueba esto: si la irritación es leve, podrías probar con otra marca de espermicida.

    ¿No es la solución?

    Si ya probaste con distintos tipos de espermicidas y sigues teniendo irritación, piensa en usar un método que no necesite ningún espermicida como el DIU, la inyección, el parche, la píldora, el anillo o el implante. Si estás convencida de que quieres seguir con un método de barrera, puedes probar con los preservativos sin espermicidas.

    Prueba otro método

  • ...El capuchón desprende un olor desagradable.

    Esto puede pasar si te lo dejaste dentro más de 48 horas.

    Prueba esto: enjuágalo bien y déjalo secar mientras se airea. Si el olor no se va, no sería mala idea que hagas una consulta médica por una afección llamada vaginosis bacteriana (que puede provocar flujo con mal olor).

  • ...Me rasguñé la superficie del cérvix. ¡Ay!

    Suena horrible, pero por suerte no ocurre con frecuencia.

    ¿No es la solución?

    Si quieres probar otra cosa y estás convencida de que quieres seguir usando un método de barrera, fíjate en uno que no tengas que meterte dentro como los condones masculinos o femeninos. También puedes cambiar por otro método del que “te puedas olvidar” por un tiempo como el DIU, el implante, la inyección, el anillo o el parche.

    Prueba otro método

  • ...Me cuesta meterme (o sacarme) el capuchón.

    Si eres nueva con el capuchón cervical, consulta nuestra sección “cómo.” Practica un poco más y no lo hagas en plena calentura. Ojalá pronto te resulte fácil de usar.

    ¿No es la solución?

    Si sigue pareciéndote difícil de usar después de practicar un poco, tal vez quieras consultar con tu proveedor de cuidado de salud o probar con otro método. Si estás convencida de que quieres seguir usando un método de barrera, fíjate en uno que no tengas que meterte dentro como los preservativos o el condón femenino. También puedes cambiar por otro método del que “te puedas olvidar” por un tiempo como el DIU, el implante, el anillo o el parche.

    Prueba otro método

puntos clave /

  • Efectivo en lo inmediato, sin hormonas, puede insertarse hasta 6 horas antes de tener sexo.

  • El capuchón cervical es bastante efectivo; mejor con los espermicidas.

  • Normalmente no tiene efectos secundarios. Algunas mujeres pueden experimentar irritación o malestar.

  • Tienes que ponerte cada vez que tienes sexo.

  • Pide a tu médico o clínica que te tome la medida correcta, recogerlo con una receta.

  • Pagas una vez por que te tomen la medida ($0-$200) y por el capuchón cervical en sí ($0-$89); más el costo continuo de los espermicidas. Conoce más sobre los costos.

efectividad

Uso perfecto
n/a
Uso típico
71-86 %
leer más »