Close
¡Bienvenid@! ( o ) English

Los quistes en los ovarios: No son un gran problema, pero los anticonceptivos pueden ayudar

Todo lo que nunca quisiste saber, pero que probablemente deberías, sobre tus ovarios.

Casi siempre, los pacientes tienen la misma expresión en sus caras cuando hablamos de los quistes ováricos. Esa expresión de “¡Dios mío, tengo una bomba de tiempo que hace tictac en mi pelvis!” Me preocupa que se imaginen una masa amorfa verde y gigante que crece más y más en su interior, como un Chia pet, que un día pueda explotar sin previo aviso.

La buena noticia es que esta perspectiva imaginaria de un quiste ovárico es mucho peor que la realidad. Si tienes ovarios, es muy probable que tengas quistes en algún momento u otro, y una buena probabilidad de que ni siquiera sepas si los tienes.

Pero, ¿qué tienen que ver los quistes ováricos con los anticonceptivos? Muchos métodos anticonceptivos hormonales, como la píldora, el parche, el anillo y la inyección afectan los ovarios. Estos métodos ayudan a tener menos quistes, mientras otros métodos pueden causar más. Empecemos con una revisión rápida de lo que pasa “ahí abajo, en el interior”.

Introducción a la ovulación

Si tienes un ciclo menstrual típico, un óvulo será liberado del ovario cada mes. El nombre sofisticado para el proceso es ovulación. Para que el óvulo esté listo para ser liberado, se desarrolla un saco lleno de fluido a su alrededor (nombre sofisticado: folículo). Cuando un folículo es más grande de lo que debería ser, se llama quiste funcional*. El quiste es básicamente una burbuja, un conjunto de fluido con una pared fina a su alrededor.

Introducción a los quistes

Entonces, ¿qué quiere decir “más grande de lo que debería ser”? Los quistes generalmente son de media pulgada a una pulgada de tamaño, es decir bastante pequeños. Pero dado que un ovario generalmente tiene el tamaño de una almendra, un quiste puede ser el doble de tamaño que el ovario al cual está vinculado. La mayor parte de las veces, el cuerpo reabsorbe el fluido en un par de meses y nosotros ni nos damos cuenta. Algunas veces, un quiste puede causar síntomas, tales como:

  • Malestar abdominal o hinchazón

  • Dolor pélvico que va y viene, o que es diferente de los típicos cólicos menstruales

  • Dolor durante los movimientos intestinales

  • Dolor durante el sexo

Si tu proveedor de cuidado de salud te encuentra un quiste en el ovario durante un examen pélvico o una ecografía, la mayor parte de las veces puede tranquilizarte el hecho de que desaparecerá por su cuenta. Puede que quieras tener una consulta de control para estar segura.

Con menor frecuencia, un quiste continúa a crecer y se convierte en un problema. Es importante que reconozcas los síntomas de un quiste más grave:

  • Dolor repentino e intenso en tu pelvis o en la parte inferior del abdomen

  • Dolor con fiebre o vómito

  • Dolor que causa mareos o desmayos.

Estos son los motivos por los cuales tienes que ver a tu proveedor de servicios médicos de inmediato. Las complicaciones con los quistes ováricos son poco frecuentes, pero si tienes uno de estos síntomas, es posible que tengas una torsión ovárica (cuando un quiste grande hace que el ovario se tuerza) o una ruptura (cuando el quiste se abre y causa sangrado).

¿Y los anticonceptivos qué tienen que ver con todo esto?

Una de las muchas maneras por las cuales los anticonceptivos hormonales previenen el embarazo es al detener la ovulación, así el óvulo nunca abandona su lugar, por así decirlo. La píldora, el parche, el anillo, y la inyección son los más seguros a la hora de bloquear la ovulación, por lo tanto usar estos métodos puede significar que tengas menos quistes ováricos. Si tiendes a tener quistes ováricos, puede que tu proveedor te recomiende uno de estos métodos para prevenir futuros quistes.

Las píldoras de sólo progestina o mini píldoras tienen un efecto impredecible en la ovulación y pueden resultar en más quistes. Estos casi siempre desaparecen por su cuenta, pero si has tenido problemas con quistes en el pasado, puede que la mini píldora no sea el mejor anticonceptivo para ti (para tu información, las mini píldoras no son una elección anticonceptiva común: como son tan pocas las mujeres en los EE.UU. que las usan, no podemos ni siquiera estimar con fiabilidad). Norplant, un implante anticonceptivo que ya no está disponible en los EE.UU., también tenía efectos secundarios. Los estudios sobre el implante que está actualmente a la venta (Nexplanon) sugieren que los quistes son un problema menor.

Los anticonceptivos tienen otras ventajas

Hay otras maneras en las cuales los anticonceptivos también pueden contribuir a la salud de los ovarios. La píldora reduce el riesgo del cáncer de ovarios como mínimo de un 40% y cuanto más la usas, mayor la ayuda. Esto se aplica, aunque tengas una historia familiar de cáncer de ovarios. Y dado que el parche y el anillo tienen las mismas combinaciones de hormonas que las píldoras combinadas, creemos que también te protegen contra el cáncer de ovario. Todos los métodos hormonales, tales como la inyección, el implante y el DIU hormonal, también te protegen contra el cáncer de endometrio (cáncer del tejido que reviste el útero). Así que si no quieres quedar embarazada en los próximos años, elegir un método anticonceptivo extremadamente efectivo también puede ser una táctica inteligente para tener un futuro sano.

*¿Y si no es simplemente un quiste funcional? Hay otros tipos de quistes que se pueden formar en el ovario. Estos a menudo necesitan de atención médica adicional, que incluye la extracción quirúrgica, pero son mucho menos comunes que los quistes funcionales. La mayor parte de estos son benignos, es decir que no son cancerosos, pero algunos extremadamente raros son cancerosos. Si alguien en tu familia ha tenido quistes ováricos, es fundamental que se lo digas a tu proveedor de servicios médicos.

Robin Wallace, MD, es una Doctora de Familia en el Departamento de Salud Pública de San Francisco y actualmente se desempeña como Investigadora Clínica en Planificación Familiar en la Universidad de California, San Francisco. Siendo la hija del medio en una familia de tres hijas, siempre ha sido una defensora apasionada del poder femenino y la salud de la mujer, y una vez se disfrazó de Capitán Anticonceptivo en una fiesta de superhéroes en la escuela de medicina.

add new comment