Close
¡Bienvenid@! ( o ) English
Pinit fg en rect gray 20

Cómo tener sexo de forma más segura en 4 simples pasos

¿Recién empezaste con un nuevo método anticonceptivo? ¡Bravo! Igual sigue usando condones.

por Robin Wallace, MD

Muchos hemos dicho, o hemos escuchado a un amigo decir: “¡bienvenidos los anticonceptivos, adiós a los condones!” Entiendo la lógica detrás de esto, pero como médico de mujeres jóvenes, me preocupa. Esta es la razón: las mujeres jóvenes tienen el riesgo más alto de embarazo accidental y de infecciones de transmisión sexual (ITS).

Doble problema…

Un estudio realizado en el norte de California demostró que muchas mujeres jóvenes (entre los 15 y los 24 años) tenían problemas en usar condones y anticonceptivos con hormonas al mismo tiempo. El estudio observó a 1.000 mujeres jóvenes que empezaron a usar un nuevo método anticonceptivo hormonal. Al inicio del estudio, el 36% de las mujeres usaba condones regularmente para protegerse y el 5% usaba condones y anticonceptivos (es decir, “doble protección”). Al principio, empezar con un nuevo método anticonceptivo inspiró a esas mujeres para duplicar la protección, pero a medida que pasaban los meses, las mujeres dejaron de usar condones, dejaron su otro anticonceptivo o dejaron ambos. Después de un año, la mayoría seguía preocupada por quedar embarazada o contraer una ITS, pero no usaban condones ni anticonceptivos. Cuando la vida se complica o estamos muy ocupados, puede ser fácil distraerse y de pronto encontrarte con que —como muchas parejas en el estudio— no estás usando protección cuando tienes sexo. Pero los riesgos hablan por sí solos:

  • Las mujeres entre los 15 y los 24 años tienen una probabilidad de 1 en 30 de contraer una ITS común, como clamidia o gonorrea.

  • Las mujeres jóvenes tienen una probabilidad de 1 en 20 de quedar embarazadas por tener sexo en cualquier momento de su periodo menstrual y una probabilidad de 1 en 4 cerca del momento de la ovulación.

¿Y qué puedo hacer?

Por suerte hay 4 pasos a seguir para duplicar la protección:

  1. Habla, habla y habla sobre los condones. Con tu pareja, con tus amigos, con quien quiera escuchar. Si a tu pareja no le gusta usarlos, averigua por qué. Tal vez puedas resolver el problema buscando condones fabricados con materiales distintos o con diferentes texturas. O llévalo contigo a tu clínica cercana o a la cita médica para que puedan hablar con un proveedor de cuidado de salud sobre usar condones y anticonceptivos al mismo tiempo. Incluso si ambos se prometieron total fidelidad ahora, algunas infecciones tardan en manifestarse. Esto significa que una infección del pasado puede manifestarse ahora en la relación, aunque ambos sean fieles. Usar condones cada vez que tienes sexo es la única manera de reducir el chance de infección.

  2. Encuentra el mejor método anticonceptivo para ti. Prueba distintos métodos hasta encontrar el que mejor se adapte a tu cuerpo y estilo de vida. Tu proveedor de cuidado de salud puede ayudarte en este proceso, y asegurarse de que sigas protegida incluso mientras cambias por un método nuevo.

  3. Sigue usando condones. Empezar con un método anticonceptivo con hormonas o de larga duración ayuda a prevenir el embarazo, pero tú y tu pareja pueden igualmente contraer una infección. No dejes de usar condones solo porque empezaste a usar anticonceptivos. Salvo que estés en una relación monogámica por más de seis meses y ambos se hayan hecho pruebas y descartado la posibilidad de una ITS, sigue usando condones.

  4. No dejes los anticonceptivos sin antes hablar con tu proveedor o tener un plan alternativo. Aquí es donde muchas mujeres se complican. Solían usar condones, luego empezaron con la píldora, luego dejaron de usar condones y ahora se olvidan de tomar la píldora tan seguido que decidieron dejarlo todo, ni siquiera vuelven a usar condones otra vez. Para evitar la frustración y estar desprotegida, pregúntale a tu proveedor cuando empieces con el método qué hacer si decides que ya no te gusta. Siempre les digo a mis pacientes que me avisen lo antes posible si tienen preguntas o dudas sobre el método y están pensando en dejarlo. A menudo, los efectos secundarios pueden controlarse o desaparecen con el tiempo; o podemos encontrar un método más fácil de usar o que tenga menos efectos secundarios. Más allá de eso, si dejas de usar el anticonceptivo, siempre como regla general empieza a usar condones de inmediato y cada vez que tengas sexo para prevenir el embarazo hasta encontrar un método mejor.

En resumen:

¡Dobla la protección! Usa condones y un método anticonceptivo altamente efectivo para hacerte cargo de tu salud reproductiva.

add new comment